close

Estándares internacionales

Estándares internacionales

¿Qué son las normas ISO?, por Carlos Horna

Business-Meeting_12LajosRepasi_i1

Al mencionar las normas ISO, la mayoría de personas piensan en certificaciones, altos costos, consultoría, y aspectos similares, ademas se tiene la percepción de que el único valor es el de obtener un certificado que ayuda en imagen o marketing, pero no se comprende el valor real, las normas ISO son instrumentos desarrollados para facilitar el comercio internacional.

Lo primero que tenemos que entender es que los miembros de ISO no son empresas o grupos de interés, los miembros de ISO son países, representados por sus respectivos órganos de normalización nacional. Estos miembros, discuten hasta alcanzar un consenso sobre un determinado tema, con este consenso se garantiza que todos los miembros de la Organización Internacional de Estandarización (ISO por sus siglas en inglés) puedan aportar en igualdad de condiciones al desarrollo de la norma y en consecuencia aceptarla en sus respectivos ámbitos geográficos.

Para el desarrollo de normas internacionales, cada miembro (país) designa uno o mas expertos técnicos en las áreas que les interesa normalizar (estandarizar), los cuales se unen a los Comités de Técnicos (TC) que desarrollan las normas internacionales, esto significa que cada país aporta sus mejores prácticas sobre como realizan una determinada actividad y entre todos los miembros deciden cuales finalmente quedaran como parte de una nueva norma internacional, que en suma es fruto del conocimiento, experiencia, trabajo, debate y consenso de todos los miembros participantes.

Con esto tenemos que una norma ISO recopila las mejores practicas globales sobre un tema específico, así tenemos normas sobre gestión de la calidad (ISO 9001), gestión del riesgo (ISO 31000), gestión de proyectos (ISO 21500), etc.

En este punto debemos señalar que no todas las normas ISO son certificables, solo las normas que incluyen requisitos pueden ser certificadas por un órgano independiente sobre el cumplimiento de dichos requisitos, pero también hay normas que son lineamientos, directrices o reportes técnicos, por lo que no debemos pensar que solo son útiles para obtener un certificado, sino por  las mejores prácticas que contienen y que son de alta utilidad para cualquier organización que decida voluntariamente implementar o tomar como referencia estas normas.

Esto debería tener particular impacto en las PYME, toda vez que para el desarrollo de normas ISO es importante el poder implementarse en organizaciones de cualquier sector, rubro o tamaño y que este libre de referencias comerciales, con lo cual una PYME puede tener a su disposición un instrumento de competitividad global.

Leer más
Estándares internacionalesGestión del riesgoNoticiassaludTecnología

Sistemas informáticos médicos: ¿ Problema u oportunidad ?

Doctor in uniform looking at screens

En el Perú, existe un problema con la digitalización de la información que nos coloca en la cola de la aplicación de las tecnologías de la información y comunicación, y el sector salud no es la excepción. Cuando vamos a un centro de salud, los procesos de atención al paciente siguen siendo los mismos desde hace más de 20 años, aun necesitamos el papel para poder llevar información de un lugara otro.

Implementar sistemas médicos que guarden y gestionen información médica es una solución a estos problemas. Los sistemas médicos que se implementan, generalmente, en el Perú son los siguientes:

  • Hospital Information System (HIS): Sistema encargado de la gestión administrativa del centro de salud.
  • Radiological Information System (RIS): Sistema encargado de la gestión de los procesos médicos en el área radiológica.
  • Picture and Archiving Communication System (PACS): Sistema encargado del manejo y almacenamiento de imágenes médicas.

Sin embargo, estas soluciones al mismo tiempo se han vuelto un dolor de cabeza principalmente debido al desconocimiento de la tecnología, falta de una mejor compresión del flujo de trabajo, procesos de adopción de tecnología, entre otros.

Para la implementación el equipo técnico debe dominar: protocolos médicos, seguridad, redes, servidores, etc. La gestión de datos e imágenes provenientes de equipos radiológicos, como la ecografía, se realiza mediante el protocolo DICOM (Digital imaging and communications in medicine), mientras que para comunicación y gestión de otros datos médicos se usa el protocolo HL7 (Health Level Seven).

Por otro lado, es necesario tener un conocimiento claro del flujo de trabajo. Los procesos deben ser mapeados y se debe poner en evidencia el impacto que la implementación de la tecnología puede causar en ellos, así como los cambios en los procesos que se deben hacer para su funcionamiento.

Finalmente, lo más importante pero más descuidado es la adopción de la tecnología. Generalmente, la implementación de estas tecnologías debería llevar consigo un proceso temporal de acompañamiento a todos los usuarios de estos sistemas. El objetivo principal es presentar a los usuarios clínicos las ventajas que estas tecnologías brindarán en el desarrollo de su trabajo y por ende, la atención de los pacientes.

En conclusión, existe una oportunidad para profesionales que brinden servicios de implementación de estas tecnologías considerando al menos estos tres aspectos. Además, estos profesionales deben tener conocimientos en diferentes materias como: informática, telecomunicaciones, medicina y procesos para que sean capaces de llevar una buena implementación.

Leer más
Estándares internacionalesNoticiasTecnología

Perú en digitalización, cada vez más rezagados

DEI Index

La digitalización es una tendencia mundial que afecta a todos los procesos económicos y sociales impactando directamente en la competitividad de los países. Existen diversos índices globales que utilizando una serie de dimensiones e indicadores permiten medir el nivel de digitalización de las diferentes economías del mundo estableciendo sus posiciones relativas y proporcionando información para la toma de decisiones tanto privadas como de política pública. En un estudio denominado Digital Planet 2017, se establece no solo el estado actual sino también el momentum o impulso a la digitalización de cada país. El estudio además de mostrar a nuestro país justamente en los últimos lugares también revela el poco impulso que tenemos en este aspecto, confirmando lo que he manifestado en diversas oportunidades: en lo digital, el Perú no sólo está atrasado, sino que además su lento crecimiento nos rezaga cada vez más.

El índice: DEI Digital Evolution Index

El reporte «Digital Planet 2017-How Competitiveness and Trust in Digital Economies Vary Across The World» elaborado por  Bhaskar Chakravorti and Ravi Shankar  Chaturvedi de «The Fletcher School, Tufts University» [1] en Julio del 2017, nos presenta el Índice de Evolución Digital (DEI por su acrónimo en inglés) que según indican, pretende ser una evaluación holística basada en datos del progreso de la economía digital en 60 países combinando más de 100 indicadores en cuatro dimensiones clave: condiciones de oferta, condiciones de demanda, ambiente institucional, y cambio e innovación.

El estudio indica que la competitividad de una economía digital es función no solo de su estado de digitalización sino también de la velocidad de este desarrollo digital, en este caso medido a través del periodo 2008-2015. El DEI divide a los países en cuatro segmentos (ver el gráfico):

  • Stand Out, aquellos países que presentan tanto un gran avance en digitalización como un gran impulso en la misma.
  • Stall Out, países que muestran un alto grado de digitalización pero que han disminuido en su impulso.
  • Break Out, países que si bien tienen un bajo nivel de digitalización están evolucionando rápidamente.
  • Watch Out, los que tiene que enfrentar retos significativos dado su bajo nivel de digitalización y bajo impulso. En algunos casos estos países están retrocediendo en digitalización

El estudio además presenta el análisis de la «confianza digital», que surge por la presencia de los riesgos crecientes por la cada vez más amplia dependencia de la tecnología digital, tomando en cuenta la integridad del ambiente digital, la calidad de la experiencia de los usuarios, las actitudes hacia las instituciones clave y el comportamiento de los usuarios en los servicios digitales.

El estudio además presenta el análisis de la «confianza digital», que surge por la presencia de los riesgos crecientes por la cada vez más amplia dependencia de la tecnología digital, tomando en cuenta la integridad del ambiente digital, la calidad de la experiencia de los usuarios, las actitudes hacia las instituciones clave y el comportamiento de los usuarios en los servicios digitales.

La posición del Perú en el DEI

Según se aprecia en el reporte, la posición del Perú es una de las más desfavorables. En cuanto al estado de digitalización ocupamos el puesto 49 (de 60) con un puntaje de 2.15 y en cuanto al ratio de avance ocupamos la posición 52 con un promedio de 1.29. Con estos valores el Perú se encuentra posicionado en el cuadrante de los países Watch out o «En cuidado». Es decir, el Perú presenta un bajo nivel de digitalización, pero además su impulso a la misma es muy bajo y enfrenta serios retos de desarrollo.

Si nos comparamos con los países latinoamericano vemos que Colombia, Brasil, México están en un nivel similar (44, 46 y 47 respectivamente en nivel de digitalización) los tres por encima de Perú; de ellos destaca Colombia por su impulso a la digitalización (con un valor de 2.11 y en la posición 9 de momemtum). Chile, por otro lado, destaca en su nivel de digitalización (en la posición 30) y su progreso podría indicarse como de impulso medio o constante. El caso de Bolivia es destacable pues si bien su digitalización es muy baja (puesto 59 con 1.54) su ratio es muy alto (puesto 3 con 3.63).

Las implicancias en el caso del Perú

Dado el lento avance de Perú, lo esperable es que la distancia con los demás países de Latinoamérica se incremente para el caso de aquellos países que nos superan y se acorte con aquellos que superamos (en este reporte Bolivia), con lo cual el país se verá afectado con una creciente pérdida de competitividad digital que impactará directamente en su competitividad general.

La pérdida de competitividad resultante es altamente relevante puesto que a nivel global muchas decisiones de inversión se establecen en base a la impresión de competitividad que presentamos. Así, por ejemplo, la decisión de localizar los Data Center por los grandes operadores de computación en la nube tendrá en consideración este factor.

Si bien, a veces se tiende a cuestionar los índices globales, no se puede ocultar nuestro poco desarrollo digital comparativo, pero más aún, un rápido repaso de lo que hemos realizado como país para el desarrollo digital en los últimos diez años (más bien lo que no hemos hecho) corrobora ampliamente lo mostrado en el reporte mencionado.

Conclusión

La competitividad digital del Perú, que a su vez impulsa la competitividad en general, está claramente estancada en niveles medio bajos que nos posicionan por debajo de países similares al nuestro. Además, nuestro impulso a la digitalización es lo suficientemente débil para predecir que nos iremos retrasando aún más en el futuro.

La tendencia de retrasarnos es aún más preocupante puesto que las acciones que actualmente se están ejecutando en lo digital son de bajo impacto y prácticamente las mismas que se han estado haciendo en los últimos diez años, con el hecho advertido en múltiples oportunidades de una falta crónica de conciencia en los sectores decisores del impacto de la digitalización en nuestro país.

[1] https://sites.tufts.edu/digitalplanet/executive-summary/

Leer más
Uncategorized

Entendiendo la gestión del riesgo con base en la recién publicada ISO 31000:2018

Desiciones

«Efecto de la incertidumbre sobre los objetivos» es cómo la norma ISO 31000 define el riesgo, relación desarrollada en esta norma, aplicable a todo tipo y tamaño de organización, teniendo como foco principal la «creación y protección del valor».

Para comprender esta norma se debe tener en cuenta a qué «objetivos» se refiere, que dependerá en última instancia del entorno en el que se use esta norma (pueden ser objetivos del negocio en el caso de una empresa, el objetivo de algún proyecto o plan, o un objetivo sectorial).

Alcanzar un objetivo depende de múltiples factores, los cuales pueden ser claros o desconocidos por completo. El nivel de incertidumbre influye directamente en el cumplimiento de una meta, es decir, en la medida en que se tenga menos incertidumbre, será más fácil obtener el resultado esperado.

Hay que considerar que al reducir la incertidumbre se puede encontrar «oportunidades» de mejora que beneficie nuestro desempeño, optimizando recursos, tiempo y otros aspectos que influyen de manera positiva en la consecución de un objetivo.

Esta norma nos presenta un conjunto de principios, un framework y un proceso para la gestión del riesgo, sirviendo como un enfoque común que no es específico para un tipo de riesgo en particular o una industria o un sector en específico.

Con un texto simple que puede ser entendido por el lector común, la nueva norma ISO 31000 nos proporciona un conjunto de directrices que, dependiendo de su aplicación, podrá complementarse, conjuntamente con otra instrumentación existente o no en la organización (por ejemplo, el modelo de gestión o los procedimientos existentes).

Otro aspecto importante de esta nueva edición de ISO 31000 es la importancia del «liderazgo y compromiso» por parte de los tomadores de decisiones en los diferentes niveles de la organización —que puede ir desde la gobernanza hasta una actividad específica—, los cuales tienen la responsabilidad por el logro y la autoridad sobre cada objetivo.

Finalmente, se debe comprender que la gestión del riesgo debería integrarse a una organización, adaptándose a esta, a su cultura, a sus fortalezas y limitaciones, y a sus contextos legal, social u operacional, pudiendo llegar a convertirse en un instrumento relevante para la toma de decisiones y la «creación y protección del valor».

Sin duda, una norma de gran aplicabilidad para nuestro ámbito nacional.

 

Leer más