close

Transformación Digital

NoticiassaludTecnologíatelemedicinaTransformación Digital

Huawei y Telemedicina Perú firman alianza para impulsar la telesalud en el Perú

foto telemedicina huawei

La empresa tecnológica china y la asociación peruana tienen grandes expectativas para esta alianza.

Un trabajo de hormiga. Tras varios meses de conversaciones, el gigante tecnológico, Huawei y la asociación civil privada, Telemedicina Perú, formalizaron su alianza como socios estratégicos para implementar servicios de telesalud en nuestro país.

Este “match” oficializado a inicios de noviembre de este año consistirá en emplear las soluciones tecnológicas desarrolladas por la trasnacional china en los próximos proyectos ejecutados por la asociación peruana. De esta manera, aquellas instituciones de salud —tanto público como privados— aliados de Telemedicina Perú podrán implementar un servicio de Telemedicina con la calidad y la gran diversidad de productos de Huawei.

 “Gracias a esta alianza, podremos hacer que la salud en el Perú llegue a todo el país con la mejor calidad”, comentó Melina Salazar, directora de Telemedicina Perú.

A partir de ahora, las campañas de telemedicina que esta asociación nacional realiza por todo el país, tendrán el respaldo tecnológico de las soluciones innovadoras de esta popular empresa, la cual ha apostado por aportar al rubro de la telemedicina con desarrollos como equipos y software para tele-emergencia, teleconsulta, surgery demonstration, educación médica, medical video-on-demand, ayuda en rehabilitación y visitas remotas.

De esta manera, Huawei y Telemedicina Perú buscan aportar a la reducción de la brecha en servicios de salud existente en nuestro país, la cual se ha acentuado debido al déficit de especialistas en las zonas más remotas.

 

 

Leer más
NoticiasTecnologíaTransformación Digital

Design Thinking como componente de la Inteligencia Competitiva

foto 6

Recientemente la metodología design thinking está en la moda de los centros académicos y se la tiende  a asociar de manera biunívoca con el concepto y actividad innovadora. Este articulo pretende orientar a los actores del ecosistema de innovación respecto a cómo y cuándo es apropiado utilizar el instrumento metodológico design thinking.

Design thinking es un proceso que debe partir del entendimiento de los hábitos de consumo del público, sin ideas preconcebidas para identificar aquello que da valor a un producto o servicio y por ende generar dicho valor en la oferta al mercado. Frecuentemente, muchos empresarios cometen el error de dar por hecho que sus ideas satisfarán las necesidades de otros por el simple hecho de satisfacer las propias, sin centrar su enfoque en lo primordial para cualquier negocio: los factores humanos que influyen y determinan el actuar de un grupo. El Design Thinking evalúa 5 canales de experiencia: los sentidos, las emociones, los pensamientos, las acciones y las relaciones. Mediante la evaluación de los mismos, da oportunidad al trabajo de equipo para develar los retos a los que nos enfrentamos.

Design Thinking nos ayuda a rediseñar procesos de fabricación o creación de productos o servicios tanto físicos como digitales, nos permitirá diseñar nuevas formas de interacción con las máquinas y nos dará la posibilidad de crear experiencias más personalizadas para nuestros usuarios.

El análisis de los datos de estos usuarios será cada vez más importante en los procesos de fabricación o creación de productos o servicios, por lo que aunque se nos presente un horizonte deshumanizado lleno de máquinas inteligentes y robots, el futuro pasa más que nunca por la innovación centrada en las personas. También Design Thinking nos permite trabajar en la identificación y desarrollo de innovaciones sociales.

La innovación tecnológica ha sido tradicionalmente un proceso lineal con una secuencia clara de actividades que incluyen la investigación, el desarrollo, la producción, el marketing y la comercialización. Para cada uno de estos pasos se crean equipos con funciones claras que elaboran y añaden valor sobre la entrega del paso anterior, así pues los investigadores prueban los conceptos y demuestran la tecnología, los ingenieros desarrolladores lo transforman en un producto, mientras que los ingenieros de producción lo producen en condiciones de mercado, y los comercializadores generan la demanda y/o atienden la oferta del producto.

No obstante la propia definición de este modelo se sabe que no es correcta pues en múltiples ocasiones hay que volver atrás en el proceso hasta afinar el producto con el mercado y por lo tanto es un proceso interactivo entre los diferentes pasos, lo cual da pie a presentar el modelo de innovación tecnológica alternativo al lineal que se denomina chain-linked o de eslabones de una cadena. Este modelo se basa en:

  • El desarrollo puede moverse hacia delante o hacia atrás en el proceso
  • Existe comunicación continua entre todos los implicados de los diferentes eslabones
  • Los científicos y los ingenieros trabajan conjuntamente y de igual a igual e incluso generan plataformas tecnológicas de las que emanan diferentes productos
  • Las capacidades se desarrollan e implementan por grupos, y no por individuos, que pueden estar dentro o fuera de la organización
  • Los usuarios de la tecnología son una de las fuentes de información más importantes para la innovación tecnológica
  • La aceptación de una nueva tecnología por parte de la sociedad depende casi siempre de un pequeño grupo de usuarios potenciales a los que deberemos convencer.

Si en el modelo chain-linked de innovación tecnológica le añadimos una acción de control transversal que dirija el proceso desde el punto de vista estratégico para la organización, acción que no se inserta como un paso más de la cadena sino en paralelo, estaríamos hablando del Strategic Technology Roadmapping, que corresponde a una estrategia para llevar innovaciones al mercado en función de las invenciones de la organización. Esta estrategia de alcanzar el mercado se denomina technology push.

La innovación estratégica, desde el punto de vista de las organizaciones, se define como la necesidad de gestionar el cambio dentro de las empresas con el objetivo de poder adaptarlas a los nuevos entornos de competitividad creciente. Como resultado de la misma, han surgido nuevos métodos de gestión empresarial, así como todo un abanico enorme de instrumentos cuya finalidad no es otra que gestionar de forma estratégica la innovación.

Por tanto la innovación estratégica es la consideración de la innovación como un proceso empresarial el cual precisa ser gestionado desde una perspectiva estratégica, lo que se traduce en la necesidad de establecer una estrategia a la innovación que la guíe con el fin de que la empresa pueda adquirir ventajas competitivas y que a su vez cree valor para la propia empresa, así como para sus clientes.

Es así, que el concepto de innovación estratégica responde a la necesidad creciente que tienen las empresas de gestionar la innovación ya no como una actividad empresarial aislada y focalizada en el departamento de I+D, sino como un todo que engloba e implica al conjunto de la organización, que debe ser gestionado desde un nivel estratégico que guíe las actuaciones de innovación que se desarrollen transversalmente, esto es mediante la colaboración e implicación de todos los departamentos y áreas de la organización.

Existen innovaciones que se originan del desarrollo tecnológico y otras de las necesidades del mercado y no por tener uno u otro origen, dejan de ser innovaciones. Innovación implica el entendimiento de ambos, tecnologías y mercados, los cambios en los paradigmas tecnológicos son principalmente technology push mientras las innovaciones incrementales con paradigmas tecnológicos existentes son principalmente market pull.

El Technology Push implica una nueva invención que se empuja a través de la Investigación y Desarrollo (I+D), Producción y Ventas, funciones en el mercado sin la debida consideración de las condiciones del clima o “no satisfacción” de una necesidad del usuario. En contraste, una Innovación basada en el Market Pull “ha sido desarrollado por el I+D en función de la respuesta a una necesidad del mercado sin identificar”[1]

Aunque el modelo de empuje Tecnológico (Technology Push) podría describir el proceso de innovación de algunos productos, sólo cuenta parte de la historia. Existen numerosos ejemplos de invenciones que son buenas ideas científicas o tecnológicas que suenan y están disponibles en el mercado, pero no para convertirse en Innovaciones exitosas. La idea de que si una Idea es los suficientemente buena, la tecnología ayudará a impulsar, a superar todos los obstáculos a su innovación es un “romanticismo y poco realista supuesto”.

Por otro lado, estamos inmersos en el boom de las startup’s. Por definición, una startup es una iniciativa empresarial de alto riesgo y elevado potencial de crecimiento, bien porque se sustente en una nueva tecnología, bien porque incorpora un modelo de negocio revolucionario, o ambas cosas. Las startup’s tienen vocación de innovación disruptiva. No se trata de simple innovación generada por la demanda de mercado (market-pull), sino que una startup irrumpe en el mercado y lo transforma.

La innovación market-pull, parte de la proximidad al mercado, del estudio de las necesidades de los clientes, y de la voluntad de satisfacerlos. Sin embargo, hay que tener cuidado: un cliente, generalmente, pedirá mejoras sobre lo preexistente. Querrá lo mismo más barato, más rápido, más pequeño, más eficiente… pero básicamente, lo mismo. Difícilmente demandará un cambio radical de paradigma, o un rediseño completo de la arquitectura dominante del producto o servicio que le estamos sirviendo, pues no es su trabajo imaginarse otra realidad completamente diferente. Por eso, la innovación market-pull es esencialmente incremental y de bajo riesgo. Paradójicamente, cuanto mayor es una empresa, más tiende a caer en la inercia de la innovación incremental, perdiendo de vista la innovación radical. Nokia, Microsoft o Kodak son ejemplos de esta dinámica.

La innovación technology-push, el ADN de una startup, por el contrario, surge de la existencia de tecnologías que no tienen un destino o un uso claro. El trayecto al mercado, entonces, puede ser errático. Es un camino de experimentación, donde la interacción rápida con los primeros clientes potenciales es esencial para refinar el producto y llevarlo al diseño que el mercado nos aceptará. Hay que experimentar mediante maquetas y prototipos, de la forma más barata y veloz posible, hasta dar con el mercado ideal. En la medida en que el propio desarrollo tecnológico tiene dosis de incertidumbre (no sabemos si superaremos todos los hitos tecnológicos esperados, no sabemos si la tecnología que estamos desarrollando será fiable, reproducible y escalable),  y que no existe un mercado inicial ni parte de demanda alguna, la innovación technology-push tiene una naturaleza mucho más arriesgada y rupturista que la market-pull. Una startup es siempre una iniciativa incierta.

La innovación technology-push tiene una naturaleza mucho más arriesgada y rupturista que la market-pull. Así, mientras la dinámica market-pull es de simple adaptación al entorno (escuchamos a los clientes y perfeccionamos productos y servicios, aproximándonos con mayor fidelidad a lo que desean), una startup disruptiva persigue una innovación de transformación. Transformamos la realidad preexistente. Así, los primeros aparatos de televisión o radio irrumpieron en los hogares y transformaron su realidad. El automóvil transformó nuestro modo de relacionarnos, como lo hace internet. El walkman de Sony cambió la manera de escuchar música (y no había nadie que lo demandara, simplemente la tecnología lo hizo posible). El iPhone rompió del diseño dominante en el sector de telefonía celular. Una impresora 3D transforma la cadena de valor del manufacturing tradicional, o la cirugía por laparoscopia transforma el modo de operar de los cirujanos. La innovación por impulso de la tecnología es una innovación mucho más arriesgada, disruptiva y transformadora que la simple innovación de arrastre y escucha de mercado.

En un mundo de evolución constante, se habla ahora de una tercera fuente de innovación que constituye una estrategia de muchas organizaciones actuales, el DISEÑO. Estrategia conocida como Design Driven[1]. El Diseño ha cobrado gran importancia y recibido mucha atención entre profesionales y académicos. El diseño es la nueva arma de la competitividad (Nordstrom & Ridderstrale, 2005). Enfoques Estratégicos de Innovación La innovación puede definirse como la aplicación del conocimiento para la introducción de nuevos o mejorados procesos o productos al mercado donde son valorados y aceptados. La innovación de producto puede darse en dos direcciones, halada por el mercado (Market Pull) o empujada por la tecnología (Technology Push). Pero cuando se habla de la integración de estas dos, se habla de Diseño (Design Driven). El enfoque estratégico llamado Market Pull es en donde la innovación comienza del análisis de las necesidades del usuario y luego busca las tecnologías y lenguajes que pueden satisfacer tales necesidades. Se caracteriza por el rol dominante de la comprensión de las necesidades del mercado por encima de la introducción de nuevas tecnologías. Aquí, la principal fuente de innovación es el mercado, y el desarrollo de nuevos productos es una consecuencia directa de las necesidades explícitamente manifestadas por los consumidores. Sin embargo, el principal supuesto es que las necesidades de los consumidores son elementos explícitos que pueden ser identificados, capturados y convertidos en requerimientos para nuevos productos capaces de satisfacer tales necesidades.

El segundo enfoque, el llamado Technology Push, es el resultado de la dinámica de la investigación tecnológica y el desarrollo de nuevas tecnologías. Esta perspectiva considera que la innovación se deriva de las actividades de investigación y desarrollo de la empresa, quien, a través de la exploración y explotación de las oportunidades tecnológicas, crea nuevos productos.

En el tercer enfoque, el Design Driven, la innovación nace de la sutil y tacita dinámica en los modelos socio – culturales y resulta en la propuesta de significados y lenguajes radicalmente nuevos que frecuentemente implican un cambio en los regímenes socioculturales (Verganti, 2008). Una innovación radical de diseño conlleva al desarrollo de nuevos significados que cambian el contexto socio – cultural (Dell’era & Bellini, 2009). De acuerdo con Norio Ogha (Ex CEO de Sony), el diseño es lo único que diferencia un producto de otro en el mercado

La palabra diseño, proviene del italiano disegno, dibujo, designio, signare, signado “lo por venir” el acto de diseñar como prefiguración es el proceso previo en la búsqueda de una solución. Referente al signo, significación, designar es diseñar el hecho estético de la solución encontrada. Darle significado a las cosas. Las innovaciones inspiradas en el diseño son llevadas a cabo principalmente por la visión de nuevos lenguajes y significados que pueden hacer un producto exitoso (Verganti, 2009) Verganti (2003) cuestiona la simplificación de la dicotomía entre Market Pull vs Tecnology Push y las funciones técnicas vs la dimensión semántica de un nuevo producto, proponiendo el Design Driven como un tercer enfoque capaz de reducir las polaridades existentes en la teoría tradicional. En el enfoque Design Driven, el grado de novedad depende no solamente de la disponibilidad de nuevas funciones, sino también, y especialmente, de la capacidad de generar nuevos mensajes y nuevos significados para los consumidores (ej: Swatch, que convirtió a los relojes no solamente en medidores del tiempo, sino en accesorios de moda).

De acuerdo con Dell’era & Bellini (2009) y siguiendo a Verganti (2009), el technology push y el design driven no están tan alejados, de hecho la relación que existe entre los dos enfoques es clara, mientras en el enfoque technology push, el conductor es el desarrollo de nuevas tecnologías, en el enfoque design driven, el conductor es la semántica y los significados que tiene el producto resultante, pero los lenguajes y significados del producto pueden ser modificados actuando sobre las tecnologías.

Por su parte, la relación entre el enfoque market pull y design driven recae principalmente en el hecho que un consumidor puede manifestar necesidades explicitas desde una perspectiva semántica únicamente cuando la innovación es incremental. Una innovación radical desde el design driven, sin embargo, conduce hacia el desarrollo de nuevos significados que cambian el contexto socio-cultural. De este modo, siempre y cuando el grado de innovación sea incremental, los dos enfoques pueden coincidir y operar complementariamente. Este sin embargo, no es el caso cuando el grado de innovación es radical, ya que el mercado o el consumidor no es capaz de manifestar necesidades coherentes que puedan estimular en las organizaciones el desarrollo de nuevos productos y nuevos significados que rompan con el pasado.

INTELIGENCIA COMPETITIVA[1]

La innovación estratégica, contempla el desarrollo de las competencias indicadas en las órbitas:

Creatividad y pensamiento de diseño.

Ciencias del comportamiento y tendencias relevantes.

Posibilidades de la innovación tecnológica, hoy.

Fundamentos de estrategia y marketing, ligados al lanzamiento de nuevos productos y servicios al mercado.

Transformación organizativa.

Inteligencia Competitiva (IC), se trata de un concepto muy sencillo: es el proceso por el que obtenemos la información necesaria para poder tomar decisiones estratégicas, aprovechando las oportunidades y defendiéndonos de las amenazas que surgen en nuestro entorno.

La innovación estratégica se fundamenta en la Inteligencia Competitiva   que constituye un conjunto de acciones coordinadas de búsqueda, tratamiento (filtrado, clasificación, análisis), distribución, comprensión, explotación y protección de la información obtenida de modo legal, útil para las y los actores económicos de una organización para el desarrollo de sus estrategias individuales y colectivas.

La Vigilancia Tecnológica es un proceso organizado, selectivo y permanente, de captar información del exterior y de la propia organización sobre ciencia y tecnología, seleccionarla, analizarla, difundirla y comunicarla, para convertirla en conocimiento para tomar decisiones con menor riesgo y poder anticiparse a los cambios. (Definición según norma UNE 166006:2011 Ex Gestión de la I+D+i: Sistema de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva).La Vigilancia Tecnológica es un elemento básico del Sistema de Gestión de la I+D+i, ya que permitirá centrarse en los desarrollos que son críticos para una organización y subcontratar los de menor importancia estratégica. También permitirá identificar a los mejores socios tecnológicos y minimizar el esfuerzo de I+D+i, aprovechando los últimos desarrollos existentes.

La Inteligencia Competitiva realimenta continuamente a la Planificación Estratégica. Su objetivo es detectar señales de cambio, analizar tendencias, reacciones, estrategias de la competencia, nuevas amenazas, oportunidades, etc, de modo que el escenario competitivo esté siempre actualizado. La Inteligencia Competitiva engloba y supera el concepto de Vigilancia Tecnológica, añadiéndole la dimensión estratégica o de negocio, por lo que en general en la práctica se habla de Sistemas de VT-IC.

Hoy, el problema ha dejado de ser obtener información, que resulta abundante en la inmensa cantera de información bruta que es la red, sino encontrar o deducir exactamente la que necesitamos, el problema es no infoxicarnos.

Prácticamente toda la información que necesitamos está en la red, oculta o visible, y eso permite que no sean necesarios ni las redes de activos ni los recursos de un gobierno para encontrar obtener la que necesitamos para tomar decisiones informadas. Pero revisarla toda, sin un sistema ni herramientas, llevaría demasiado trabajo, y probablemente, no encontraríamos la mayoría de oportunidades y amenazas, como:

Qué está vendiendo o qué nuevos proyectos desarrolla mi competencia

Qué posibles oportunidades me ofrecen programas de financiación pública

Qué necesidades aparecen en mercados de interés que puedo cubrir

Qué nuevas tecnologías pueden amenazar a las mías o complementarlas

Qué necesidades surgen que puedo cubrir con mis productos

Evaluar todo esto en mercados en otras lenguas (incluso a veces, en lenguajes para los que no necesariamente dispongo de traductor, como los asiáticos). … etc.

Un sistema de IC debe funcionar de forma activa y pasiva. La primera está muy ligada, por ejemplo, a prospectivas tecnológicas. Es la necesidad puntual de información, un pico en esta demanda producido, por ejemplo, antes de iniciar un proceso de mejora incremental en una línea de producto, que nos obliga a investigar qué hace la competencia, qué quiere el mercado, y cómo podemos hacer más deseables nuestros productos. La segunda despliega el verdadero potencial del sistema: es un proceso continuo por el cual obtenemos alertas tempranas de eventos en el entorno que afectan a nuestra estrategia. Información no es inteligencia. La información ha de ser procesada y analizada para convertirla en inteligencia. La primera no caduca, la segunda sí lo hace.

En síntesis, la Inteligencia Competitiva es la herramienta del siglo XXI para consecución de la estrategia empresarial. Las empresas que la implantan tienen una ventaja desigual con el resto; al poder adelantarse en todos los frentes que hacen a una empresa más competitiva, y garantiza la supervivencia y el crecimiento frente a quienes no la realizan. La inteligencia competitiva permite a las empresas realizar un seguimiento de los desarrollos tecnológicos de las empresas competidoras; conocer los mercados en los que se mueve, quiénes trabajan para ellos y dónde lo hacen; determinar la evolución del interés en una tecnología, detectar tecnologías emergentes o aquellas que están quedando obsoletas, o aquellas tecnologías que provocan la aparición de otras, o que son aplicables a otras áreas, es decir, poder identificar nichos de mercado, nuevos actores, proveedores que puedan devenir en competidores.

Design Thinking

Es una metodología en boga que precisamente retoma el Diseño mencionado en la primera grafica como forma de pensar, incitando a la resolución práctica y creativa de problemas para la consecución de resultados óptimos en cualquier ámbito empresarialLa primera persona que introdujo el término de fue el economista y politólogo estadounidense Herbert Alexander Simon en su libro “Las ciencias de lo artificial”, publicado en 1969. Sin embargo, es Tim Brown, CEO de la consultora IDEO, quien es considerado el padre moderno del Design Thinking.

Se trata de un proceso que debe partir del entendimiento de los hábitos de consumo del público, sin ideas preconcebidas para identificar aquello que da valor a un producto o servicio y por ende generar dicho valor en la oferta al mercado.

El grave error que muchos empresarios cometen es dar por hecho que sus ideas satisfarán las necesidades de otros por el simple hecho de satisfacer las propias, sin centrar su enfoque en lo primordial para cualquier negocio: los factores humanos que influyen y determinan el actuar de un grupo. El Design Thinking evalúa 5 canales de experiencia: los sentidos, las emociones, los pensamientos, las acciones y las relaciones. Y mediante la evaluación de los mismos, da oportunidad a la mente colectiva de develar los retos a los que nos enfrentamos.

En la praxis se trata de aplicar la metodología de un Diseñador Industrial, que, al diseñar, por ejemplo, mobiliario de oficina, tiene que contemplar varios aspectos; que sea funcional, cómodo, bonito, accesible y duradero. Es decir, debe contemplar las necesidades reales de aquel que adquiere el producto y lo usará en la cotidianeidad.

Si tuviéramos que establecer los pasos a seguir del método, los expertos lo resumen de la siguiente forma:

  1. Empatiza con tus usuarios, observa sus comportamientos y necesidades
  2. Posterior a la observación e investigación es importante definir la línea a seguir.
  3. Genera ideas, entre más, mejor y detecta en equipo cuál es la más viable.
  4. Desarrolla el prototipo de la solución que hayas ideado.
  5. Prueba el prototipo y de ser necesario repite toda operación.

Design Thinking se define como una metodología de resolución de problemas, especialmente adaptado para la investigación de problemas débilmente definidos, centrado en las personas, centrado en las posibilidades e impulsada por hipótesis de valor. Combina empatía por el objeto de estudio (personas) y la inmersión en el contexto de un problema, la creatividad en la generación de ideas y soluciones, y un enfoque experimental basado en datos para la evaluación de la calidad de las soluciones.

La metodología de Design Thinking ha evolucionado a partir de una forma de pensar entre los ingenieros de diseño de productos técnicos hasta convertirse en una técnica de innovación que en la actualidad se ha vuelto muy popular tanto en los ámbitos empresariales como académicos (Olsen, 2015).

 

Design Thinking es importante en la industria 4.0

El Design Thinking se asienta en tres pilares fundamentales, las necesidades del usuario, la tecnología y la economía, poniéndolos en equilibrio para llegar a una innovación significativa.

Como comentamos anteriormente, una revolución de esta magnitud va a tener un gran impacto en estas tres áreas y van a ser necesarias herramientas que nos permitan abordar tanto el proceso de transformación digital y tecnológica, como el social o el económico, que se van a llevar a cabo en los próximos años.

En este sentido la metodología de diseño hasta el 2008, y a partir de ahí Design Thinking, se presenta como la herramienta de innovación ideal para este proceso, tanto por su dilatada trayectoria de aplicación (más de 1 siglo), como por su conocimiento de la industria, la tecnología y los usuarios.

Así el Design Thinking nos ayudará a rediseñar procesos de fabricación o creación de productos o servicios tanto físicos como digitales, nos permitirá diseñar nuevas formas de interacción con las máquinas y nos dará la posibilidad de crear experiencias más personalizadas para nuestros usuarios.

El análisis de los datos de estos usuarios será cada vez más importante en los procesos de fabricación o creación de productos o servicios, por lo que aunque se nos presente un horizonte deshumanizado lleno de máquinas inteligentes y robots, el futuro pasa más que nunca por la innovación centrada en las personas.

La primera revolución industrial fue la máquina de vapor, en la segunda la aparición de la electricidad y la producción en serie y en la tercera la aparición de la informática y la robótica. Esta cuarta revolución industrial se caracteriza por la utilización de máquinas inteligentes interconectadas y el análisis de datos de los usuarios en tiempo real para la toma de decisiones. Se articula alrededor de varias tecnologías que cambiarán el mundo como lo entendemos hoy, como son la inteligencia artificial, el big data, la realidad virtual, la impresión 3D, la robótica colaborativa, el blockchainIoT (el internet de las cosas) o la ciberseguridad.

La Smart Industry o Industria 4.0, va a suponer una transformación total tanto a nivel económico como social o empresarial, lo que nos obligará a reinventarnos y a ser más creativos que nunca.

En el plano económico va a suponer un gran impacto ya que los procesos de fabricación ya no dependerán tanto de los costes de la mano de obra, lo que probablemente descentralizará la producción de Asia. Esto afectará también en el plano social, ya que muchos empleos desaparecerán, creándose otros nuevos que hoy en día no existen, lo que nos llevará a un profundo cambio educativo.

A nivel empresarial esta revolución afectará sobre todo en los procesos de las compañías, que tendrán que ser rediseñados implementando nuevas tecnologías que les permitan ser competitivas. El análisis de los usuarios en tiempo real y la interconexión de estos datos con la producción permitirán una flexibilidad y una adaptación al mercado nunca antes vista.

En conclusión, el Design Thinking como método y herramienta permitirá a las empresas mantener su posicionamiento competitivo, especialmente en aquellos productos ya sean nuevos o modificaciones de los existentes que sean inducidos por los consumidores, es decir Market Pull. Por el lado del Push Market, la inteligencia competitiva cuenta con esta nueva herramienta que complementa la vigilancia tecnológica, la prospectiva y la inteligencia comercial. La estrategia de innovación debe verse como un proceso de dos sentidos, incluso para aquellas innovaciones disruptivas que requieren de ajustes y adaptaciones para ser plenamente aceptadas por los consumidores dentro de lo cual el Design Thinking constituirá un valioso recurso.

[1] Tomado de: Casadesús, R.:Dinámica competitiva y modelo de negocios. Universia Business Review, 2008, cuarto trimestre nº 4, págs. 8-17.

[1] Tomado de: http://congreso.investiga.fca.unam.mx/docs/xvi/docs/15S.pdf

[1] El origen de la idea detrás del Technology Push es originado por Joseph Schumpeter . En la obra de Schumpeter se encuentran muchos elementos relacionados con las diferentes hipótesis que han sido denominadas Tecnología de Empuje, Monopolio de Empuje y Tiraje de Mercado (Market Pull). En el libro “La Teoría del Desarrollo Económico” Schumpeter argumentó que el desarrollo es “el resultado de la capacidad innovadora del empresario y su introducción de nuevos métodos de producción”

Referencias:

“Technology Push v/s Market Pull”, Mike Volker, Business Basics for Engineers, www.sfu.ca, Noviembre de 2007. “Technology Push”, Wikipedia, The Free Encyclopedia. “Invention and Innovation: an Introduction”, Learning Space, Open Learn. http://openlearn.open.ac.uk/mod/resource/view.php?id=254275

ABNT NBR 16501:2011. “Diretrizes para Sistemas de Gestão da Pesquisa, do Desenvolvimento e da Inovação (PDI)”. Baseada na Norma Espanhola AENOR UNE 166001:2006.

AENOR UNE 166002:2014. “Gestión de la I+D+i: Requisitos del Sistema de Gestión de la I+D+i”.

Design, Meanings, and Radical Innovation: A Metamodel and a Research Agenda. Journal of Product Innovation Management, 25(5), 436-456. doi:10.1111/j.1540-5885.2008.00313.x.

Fair companies (2010) la innovación inversa: cunado el mundo emergente crea lo mejor. 5. innovación inversa, crear en el extranjero triunfar en el mundo entero, Vijay Govindarajan & Chris Trimble (2012) 6. V. Govindarajan, (2012) “A reverse-innovation playbook”, Strategic Direction, Vol. 28 Issue: 9, https://doi.org/10.1108/sd.2012.05628iaa.008

FERREIRA, Rafael Teixeira y CAUCHICK-MIGUEL, Paulo Augusto 2013. ‘Análise Comparativa sobre Processos de Inovação da Literatura com a Norma Brasileira de Gestão da Inovação’. Exacta – EP, São Paulo, v. 11, n. 3, p. 285-297.

HANSEN, Morten T. y BIRKINSHAW, Julian 2007. “The Innovation Value Chain”. Harvard Business Reviev (HBR), June 2007 Issue.

ISO/IEC 15504-1:2004. “Information technology — Process assessment — Part 1: Concepts and vocabulary”. This standard has been revised by: ISO/IEC 33001:2015.

La Estrategia de Innovación de la OCDE. EMPEZAR HOY EL MAÑANA. http://www.foroconsultivo.org.mx/libros_editados/estrategia_innovacion_ocde.pdf

Mielgo, N. L., Peón, J. M. M., & Ordás, C. J. V. (2007). Cómo gestionar la innovación en las pymes. Netbiblo. 3. El cronista. (2012) innovación inversa informe especial.

OCDE. PROMOVIENDO EL DESARROLLO DE SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN https://www.oecd.org/cfe/leed/OCDE%20LEED%20ESTUDIO%20DE%20POL%C3%8DTICA%20_Medellin_ES.pdf

OECD 2005. “Oslo Manual: Guidelines for Collecting and Interpreting Innovation Data, 3rd Edition”. http://www.oecd-ilibrary.org/science-and-technology/oslo-manual_9789264013100-en

Qui & Wang, (2006). Radical Innovation or Incremental Innovation: Strategic Decision of Technology-intensive Firms in the PRC. Engineering Management Conference,. Recuperado de IEEE International Topoyan & Bulut, (2008).

SCHUMPETER, Joseph Alois 1957. “The theory of economic development”. Cambridge, Harvard University.

Leer más
democraciaNoticiaspartidos políticospolíticaTecnologíaTransformación Digital

Por primera vez, los candidatos a la alcaldía de Lima expondrán su agenda digital

DEMOCRACIADIGITAL

En tiempos donde la transformación digital está en boga, no solo como una tendencia sino como una gran necesidad de modernización y avance, a propósito de la coyuntura electoral, el IV Encuentro Nacional Democracia Digital presentará a los candidatos a la alcaldía de Lima para que expongan sus planes de gobierno en materia digital. El IV Encuentro contará con la participación de los candidatos ediles Jorge Muñoz, Diethell Columbus, Enrique Ocrospoma, Gustavo Guerra García, Manuel Velarde, Juan Carlos Zurek, entre otros que están por confirmar.

“Estos encuentros constituyen espacios valiosos para reflexionar y aprender juntos sobre las tendencias globales y prioridades nacionales respecto al uso de Internet y la tecnología. Los tres Encuentros anteriores nos han permitido convocar a más de 150 expertos y la presencia de más de 1100 participantes. Esta IV edición es especial, no sólo por las novedades que hemos incorporado, sino por la presencia de los candidatos a Lima quienes darán a conocer sus propuestas digitales”, comenta Elaine Ford, directora de Democracia & Desarrollo Internacional (D&D Internacional) – Democracia Digital.

Entre los temas a abordar están: ciberseguridad, inteligencia artificial, Internet of Things (IoT), transformación digital, alfabetización, brecha e infraestructura, design thinking, startups, privacidad, gobernanza de Internet, derechos humanos online, uso de redes sociales, entre otros. El IV Encuentro convocará a más de 40 expositores del Perú y el extranjero, quienes expondrán en cuatro sesiones plenarias y seis sesiones paralelas. Se espera una audiencia de más de 300 personas.

Por primera vez, la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) es sede de este evento. “Nos interesa ser partícipes de encuentros como este, en el que se discuten temas de real interés para la sociedad civil y qué mejor que en una coyuntura electoral, en la que todos necesitamos escuchar las propuestas de solución a problemas reales y cotidianos. Sumar a la agenda convencional el tema digital es acertado y por eso en UTEC aplaudimos y promovemos la iniciativa de Democracia Digital”, comentó Ernesto Cuadros, Director de la Carrera de Ciencia de la Computación, quien también participará como expositor en el evento.

Este IV Encuentro es organizado por D&D Internacional, en el marco del Programa Democracia Digital, que se lleva a cabo con el auspicio de diversas entidades, entre ellas la Fundación Konrad Adenauer, Telefónica del Perú y UTEC.

La cita es el jueves 20 de setiembre de 8:00 a 18:00 horas. La entrada es gratuita, previa inscripción el siguiente enlace: http://www.democraciadigital.pe/encuentro/index.html

#DemocraciaDigital

#ENDD18

Leer más
NoticiasTecnologíaTransformación Digital

Cuatro propuestas para que el Perú avance hacia la transformación digital, por Luis Montes

127671

El Perú necesita que se empiecen a generar nuevas políticas que favorezcan la convergencia no solo de redes, sino de las propias inversiones en todo tipo de infraestructura

Existen ya muchos avances, no solo tecnológicos, sino de procesos, en las universidades, en los entes reguladores, entre otros; sin embargo, aún no se sienten en la propia industria, ni en el gobierno. Esto se debe a que no se han sentado las bases de políticas públicas que logren dinamismo en el mercado, mejoras en la protección al consumidor, etc., de tal manera que aún no podemos llegar a una inclusión digital plena, pues, aun no existe conectividad total en el país.

¿Por qué no se ha logrado hasta el momento? debido a que no se está favoreciendo la inversión en infraestructuras TIC; a la necesidad de una mejor regulación —a mi entender aun excesiva y sobre todo asimétrica—; a los excesos en obligaciones fiscales. Esto puede hacer que las empresas grandes, medianas y pequeñas puedan colapsar en algún punto (por menores márgenes y también un ARPU descendente), ya se nota que algunas empresas, están en rojo, pero su matriz la sigue sosteniendo. Esto no durará mucho si es que no sentamos una mejor base de políticas públicas.

Si queremos avanzar muy rápidamente, tenemos que construir un Smart Country (País Inteligente), pero para hacerlo, tenemos que conseguir una inclusión digital casi total, la cual actualmente aún está en menos de un 20 %.

Me atrevo a decir, incluso, que la inversión en redes de conectividad debe ser una política pública, si queremos que no se nos vaya el tren.

Debemos tener presente que hoy, nuestra brecha digital se ha incrementado debido a que todavía no se usan en forma eficiente y efectiva las infraestructuras ya instaladas, esto porque aún persisten las trilladas: “falta un tornillo”,  “falta la aceptación”,  “falta el manual” o “falta la firma de documentos”; es decir, la burocracia, la cual desmerece el trabajo técnico, dando mayor peso al administrativo, legal o procesal, cuando lo que se requiere es que se genere tráfico en las redes.

Tomemos en cuenta que los índices de digitalización ya están establecidos y estos se miden en infraestructuras digitales, desarrollo de industrias digitales, regulación necesaria y suficiente para la digitalización, producción digitalizada, servicios digitales con conectividad plena, ecosistema digital en la producción y, por supuesto, la digitalización de los hogares.

¿Cuáles podría ser, entonces, la primeras propuestas desde el punto de vista estratégico?

  1. Cerrar la brecha digital, la cual debemos reducir en el Perú antes del 2028 (10 años adelante). Con esta primera propuesta incrementaríamos la productividad y, probablemente, la cantidad de empleos, ya que empezaríamos con una industria distinta, tal como IoT, transporte automatizado, BlockChain, BigData, Cloud Computing, Inteligencia Artificial, todas la Tele..algo (telemedicina, teleducación,etc.), por lo tanto se debe tener de inmediato una política pública de conectividad.
  2. El desarrollo de industrias digitales, tales como ser un país que pueda iniciar la construcción de paneles solares. Por ejemplo, el tener una industria de componentes, sensores y otros, haría que desarrollemos mucha investigación aplicada en las universidades e institutos, creciendo nuestro nivel de innovación.
  3. Digitalizar la producción. Actualmente, ya se están empezando a vislumbrar las mypes digitales, demostrando que este entorno tiene claro el tren de la innovación y modernidad. Pero no solamente debe digitalizarse la pequeña industria, sino también la mediana y gran Industria, para lograr la homogenización del esquema de Digitalización Productiva.
  4. Marco regulatorio digitalizado, para poder ser muy competitivo, no solo nacionalmente sino internacionalmente, y así convertir al Perú en el hub tecnológico y productivo de la región.
Leer más
Noticiaspartidos políticospolíticaTecnologíaTransformación Digital

La transformación digital en los partidos políticos, por Elaine Ford

Elaine – artículo 1

Mucho se habla en la actualidad de la transformación digital, pero siempre desde un enfoque corporativo, a nivel de la empresa privada. Sin duda, es vital este esfuerzo por mejorar el ambiente organizacional, adoptar los avances de la tecnología para ofrecer mayores servicios y así favorecer a los usuarios. Es un trabajo que ya está respondiendo muy bien en ciertas compañías y serán las que marcarán la pauta frente al resto.

Pero ¿Qué podemos decir de los partidos políticos? Lamentablemente, la desafección y la falta de credibilidad hacia los partidos políticos por parte de la ciudadanía cada vez es mayor en el Perú, con una cifra alarmante de casi 80% de desconfianza. Esto sumado a la carencia de liderazgos y a la poca capacidad que éstos tienen para reformarse aprovechando la revolución digital. Queremos partidos políticos del siglo XXI con prácticas y actitudes acordes a los tiempos modernos.

En este artículo deseo dar algunas pautas para poder implementar una transformación digital desde los partidos políticos en diversas áreas donde la tecnología podrá servir como una gran herramienta. Para ello, me atrevo a identificar las 6M que deben tener en cuenta en toda reforma de esta naturaleza, éstas son:

  1. Mindset. Como punto de partida hay que considerar que todo cambio proviene de las personas. Cambiar el mindset, significa modificar el conjunto de actitudes y conductas que ya pueden estar establecidas o comportamientos convencionalmente adquiridos. En este caso, es necesario desde los partidos políticos romper moldes de antaño y ser capaces de adoptar, de la manera más eficiente, los inputs propios de la modernidad, en este caso la tecnología. En este punto lo más importante es la voluntad para emprender el cambio.

  1. Militancia. La era digital nos ofrece herramientas que facilitan la membresía de los partidos políticos, incorporar a nuevos integrantes, reclutar jóvenes, la posibilidad de formar parte de una comunidad con intereses comunes a pesar de la distancia, la geografía y las barreras culturales. Internet nos ayuda justamente a lograr mayor inclusión, pensando en aquellas personas que tradicionalmente se han visto desfavorecidas. Y esto será mayor en la medida que la brecha digital en el Perú disminuya.

  1. Mítines. Los partidos deben estar en capacidad de convocar gente, es decir atraer masas. Hoy los mítines pueden ser en las grandes plazas, pero también hay espacio en línea para convocar a miles de personas simultáneamente, con la seguridad de que estas mismas personas puedan compartirlo con la potencia, rapidez y alcance que ofrecen las diversas plataformas online. El efecto será superior.

  1. Movilización. Esto es equivalente a mover masas. Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías de la información son el mejor aliado para generar cambios de tipo social y/o políticos, porque son el mejor canal para llevar el mensaje y replicarlos. Además, ellos facilitan exponencialmente la forma como transportar el sentimiento ciudadano. Hemos visto muchos casos en el Perú y el mundo para impulsar iniciativas ciudadanas, derogar o promover leyes y medidas constitucionales, entre otros.

  1. Mensaje. Posiblemente este punto es el más importante. Con ello me refiero a la forma cómo el mensaje puede llegar más rápido con audiencias segmentadas. Simplemente, habrá que definir cuál es la plataforma más adecuada en la web 2.0 para comunicar, según el contenido y acorde al resultado que se espera. Vemos grupos en Facebook, blogs especializados, canales de vídeos, entre otros. De otro lado, las reglas de campaña deben ser evitar las noticias falsas, la agresión, la hostilidad y cualquier conducta negativa que ofenda al contendor y subestime al usuario.

  1. Mecanismos de colaboración. Me refiero a la capacidad de poder crear puentes con la ciudadanía, en este caso los partidarios, quienes pueden contribuir en la elaboración de propuestas políticas, identificando las necesidades y prioridades de su comunidad, aportando en el debate y en construcción de ideas. Los procesos de co-creación deben ser considerados en el ámbito político, porque legitima a la autoridad y genera una base partidaria más sólida y empoderada. Esto, además, fomenta el clima de confianza y la transparencia que tanto se requiere en la vida política.

Los partidos políticos son la piedra angular de la democracia. La pluralidad de los mismos y el surgimiento de nuevos liderazgos son importantes para refrescar la política nacional. Pero también es importante la adhesión y la confianza ciudadana y ésta debe ser fortalecida, a diferencia de lo que viene pasando en el Perú. Por tal razón, hay que iniciar el cambio, partiendo de la voluntad por romper viejos paradigmas y adaptar esta transformación a los tiempos de la digitalización.

Leer más
NoticiasTecnologíaTransformación Digital

Generar mayor conocimiento aprovechando los medios digitales y redes sociales, por Melina Salazar

melina salazar merino ciencia y tecnologia

Generar mayor conocimiento no es solo cuestión de las escuelas y tampoco de la casa, nosotros también podemos hacerlo, y todo esto es posible si solo tenemos iniciativa y convicción para hacerlo.

Siempre la ciencia, ha sido considerado un tema aburrido dentro de un país donde la educación lamentablemente no ha tenido prioridad y creo yo, que más aun cuando pareciese que nuestras autoridades no buscan promoverla. Para muchos, tratar de llevar la ciencia y tecnología de manera ágil y entretenida siempre ha sido difícil, existen pocos exponentes que manejan tanto el plano comunicacional con el plano científico y que lo hagan simplemente masticable para las masas.

Los maestros no tienen por qué ser aburridos y menos dar miedo, porque esto perjudica a la motivación de un posible exponente científico. No le metamos miedo (como popularmente se dice) a los niños; enseñemos de manera ágil y no solo yendo al colegio sino comunicando, aprovechemos las redes sociales, las nuevas tecnologías tanto de la información como de las telecomunicaciones, para hablar de ciencia y promoverla.

¡No hay que tenerle miedo a la ciencia!

Esta demás decirlo que, en la cabeza de muchos, ser científico es raro (poco habitual), pero les comento que existen muchos que no lo son y que no los conocemos por estar habituados a que en los medios tradicionales no se les vea.

 

Solo te preguntaré:

  • ¿Cuando viste un noticiero peruano que hable de los diversos temas generados por innovadores peruanos y que son reconocidos en el mundo?
  • ¿Cuando viste que dentro de un programa de espectáculo se hable del ganador de un premio destacado internacionalmente?
  • ¿Cuando viste que una autoridad anunciara con bombos y platillos, a su mejor representante en un concurso académico o de conocimientos generales de manera mundial?

 

En un país donde el futbol es una pasión, la ciencia, innovación y tecnología desarrollada aquí y que es reconocida a nivel mundial pasan a segundo plano.

 

¿Pretendes motivar a un niño de esa manera?

¿Donde queda la promoción de ello y que no dependa de solo el bolsillo del científico?

Podrán existir miles de ideas, pero ten por seguro que la mayoría de ellas, se quedan en eso… ideas…

Para mi si bien la educación como siempre dicen empieza por casa, el motivador secundario se genera en el colegio y el complementario y que te impulsará esta en todos los que queremos generar el cambio.

Solo es cuestión de cambiar un chip

Melina Noelia Salazar

Productora Ejecutiva

Ciencia & Tecnología TV

 

Leer más
Transformación Digital

Siete criterios para definir cuándo usar metodología ágil y cuándo cascada, por Rubén Lazarte

Lazarte2

Siete criterios para definir cuándo usar metodología ágil y cuándo cascada

Las metodologías ágiles son la última tendencia en el desarrollo de software, sin embargo una metodología ágil no siempre es la mejor opción, aunque no esté de moda decirlo. Las metodologías ágiles hay que ponerlas en contexto y utilizarlas en su justa medida, cuando sean la mejor opción, que no es siempre.

Las metodologías ágiles están basados en el desarrollo iterativo e incremental, a través de equipos auto-organizados y multidisciplinarios, donde los requisitos y soluciones evolucionan con el tiempo. Las metodologías agiles más extendidas son Scrum, Kanban y Programación Extrema (XP).

Las metodologías cascada o waterfall, en cambio, están basados en un desarrollo secuencial que ordena rigurosamente las etapas del proceso, cada etapa de esperar la finalización de la etapa anterior. Cómo ejemplos representativos de las metodologías cascada podemos mencionar PMBOK, Prince 2, RUP entre otros.

Lo ideal es que tu organización cuente con una Oficina de Gestión Proyectos (PMO) híbrida, que proporcione procesos adaptados para la gestión de proyectos tanto bajo metodología ágil como bajo metodología cascada, se deben establecer los criterios para definir si un proyecto determinado, debe ser desarrollado utilizando una u otra metodología.

A continuación presentamos siete criterios a tomar en cuenta para definir si un determinado proyecto debe utilizar metodología ágil o metodología cascada.

  1. Solución técnica desconocida. Saber qué se quiere hacer es diferente a saber cómo, quizás el usuario tenga un concepto de producto claro pero no sepa cómo implementarlo. La metodología ágil agrega más valor cuando la solución técnica es desconocida, es decir si es de un alto grado de complejidad, distinto de lo que el equipo de desarrollo ha trabajado y si es una solución innovadora que el equipo nunca ha realizado. Cuando la solución técnica es conocida, es decir el entorno de la organización es estable, los cambios son infrecuentes y se está desarrollando un producto que ya ha desarrollado varias veces, es preferible la utilizar metodología cascada, por ejemplo los mantenimiento o actualización a aplicaciones existentes.
  2. Requisitos dinámicos.Si se trata de un proyecto en un ámbito donde los puntos de vista de análisis están constantemente cambiando, como podría ser un datamart de fuerza de ventas, entonces la metodología ágil te ayudará a responder a esa variabilidad. Si se trata de un proyecto en un ámbito de poco dinamismo como por ejemplo un sistema de estados financieros y contables en donde los KPI casi siempre los mismos para todas empresas, la metodología cascada te ayudaría más.
  3. Sistema no es crítico. Si te encuentras con un proyecto de un sistema crítico, en el que cualquier falla involucre grandes pérdidas humanas o grandes cantidades de dinero, no debes utilizar metodologías ágiles. Por ejemplo si el sistema involucra creación de un Business Activity Monitoring es  mejor asegurar el éxito usando metodología cascada.
  4. Nivel del equipo de desarrollo maduro. Las metodologías ágiles requieren de gran madurez, experiencia y dosis de talento; deben ser equipos con gente senior o semi-senior. Si tu equipo lo integran principalmente juniors y novatos es mejor que no intentes utilizar metodologías ágiles.
  5. Cliente con suficiente tiempo para el proyecto.El cliente debe disponer de suficiente tiempopara dedicarlo al proyecto, es decir brindar recursos humanos calificados para que acompañe al proyecto en toda su extensión, si la respuesta es no, entonces mejor utilizar metodología cascada.
  6. La forma de contratación no es Precio Fijo. Las metodologías ágilesparten de la premisa que el alcance debe ser modificado de iteración en iteración según las necesidades y prioridades del negocio, pero si de entrada el contrato exige que el alcance del proyecto y sus presupuesto estén definidos desde el proncipio y que al final el proyecto se entregue exactamente con ese alcance, no debe utilizar metodologías ágiles sino más bien metodología cascada.
  7. El proveedor de la solución es interno o si es externo tiene una relación de largo plazo. Si está desarrollando la solución con un proveedor externo con una relación de corto plazo, la organización, al no existir suficiente grado de confianza, tenderá a favorecer un esquema de alcance y precio fijo cerrado para la contratación, por lo cual no sería recomendable para este proveedor proponer utilizar metodologías ágiles y más bien debería utilizarse metodología cascada.
Leer más
TecnologíaTransformación DigitalUncategorized

Cinco requisitos para la transformación digital, por Rubén Lazarte

lazarte

Cinco requisitos para la transformación digital

La transformación digital busca modificar el modelo de negocio de la compañía para que se ajuste a las nuevas necesidades del cliente digital. El cliente digital no sólo son los millennials, sino también todas las personas que usan un smartphone o las empresas que utilizan comercio electrónico a través de plataformas Business to Business (B2B) entre otros.

Esta transformación requiere implementar una fábrica digital que permita crear los nuevos productos digitales y mantenerlos actualizados. Implementar una fábrica digital requiere formar un equipo de trabajo y utilizar estándares que se ajustan a los objetivos de transformación digital y que lo guíen en el ciclo de vida de desarrollo de productos digitales.

Se ha seleccionado cinco éstandares que considero los más importantes para una implementación exitosa, éstos son: Design Thinking, User Experience (UX), Metodologías Agiles Scrum, Devops e Information Technology Management Services (ITSM). A continuación se explica brevemente el motivo por el cual creemos es necesaria su adopción

  1. Design Thinking, según el Innovation Factory Institute es una metodología para desarrollar la innovación centrada en personas, ofreciendo un lente a través del cual se puedan observar los retos, detectar necesidades y finalmente solucionarlos. En otras palabras es un enfoque que se sirve de la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable.

Es necesario adoptar Design Thinking porque necesitamos poner al centro al cliente y en especial al cliente digital, asimismo la innovación es indispensable para la creación de productos digitales.

  1. User Experience Design (UX), es una filosofía de diseño que tiene por objetivo la creación de productos que resuelvan necesidades concretas de usuarios finales, consiguiendo la mayor satisfacción y mejor experiencia de uso posible con el menor esfuerzo.

Dan Saffer, director de diseño de Twitter, la describe como “lo que el cliente percibe al usar o probar un producto y una forma de ver estos productos de manera integral desde el punto de vista del usuario que probablemente no le importa cómo se hacen estos productos, sólo el producto en sí mismo”.

Si bien UX y Design Thinking comparten la búsqueda de los usuarios, uso de prototipado rápido, el testing con los usuarios y la empatía; la diferencia está en que en el UX, el que goza con esta experiencia es el consumidor y en el Design Thinking, es el equipo de diseño. No es lo mismo lo que el usuario inicialmente dice que quiere, que lo que experimenta y quiere finalmente.

En la actualidad donde el éxito de producto digital puede deberse a que descargar la aplicación toma menos de tres segundos, la participación del consumidor y su experiencia es clave porque hay requisitos que no podrían identificarse de otra forma.

  1. Metodología Ágil Scrum, Martín Alaimo, director fundador de Kleer, afirma que Scrum es un marco de trabajo que nos permite encontrar prácticas emergentes en dominios complejos como la gestión de proyectos de innovación. No es un proceso completo y mucho menos, una metodología. En lugar de proporcionar una descripción completa y detallada de cómo deben realizarse las tareas de un proyecto, genera un contexto relacional e iterativo, de inspección y adaptación constante para que los involucrados vayan creando su propio proceso.

Los productos de una fábrica de transformación digital son proyectos de innovación que requieren incrementos de producto frecuentes e iterativos con acompañamiento del usuario, estas características calza con las metodologías ágiles. Se seleccionó Scrum porque dentro de las metodologías ágiles es el framework más extendido.

  1. Devops, Jose Ruiz Cristina, director de Paradigma Digital, afirma que Devops es una metodología de desarrollo de software basada en la integración entre desarrolladores y operadores, que permite que los desarrolladores puedan enfocarse sólo en desarrollar y luego puedan desplegar su código en segundos a través de workflow automatizado que los simplifique y permite una alta frecuencia de los mismos.

Devops es necesario en el entorno de la transformación digital y el desarrollo de productos digitales, porque el usuario demanda time-to-market, más flexibilidad, más calidad, menos costo y altísima frecuencia de pases a producción (releases). Devops requiere la automatización de su proceso a través de uso de un software aplicativo.

  1. Information Technology Services Management (ITSM), es una estrategia mundial para adminsitrar las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) como un negocio dentro del negocio. Es una metodología enfocada en el cliente y orientada en el servicio. ITSM busca alinear las funciones de los sistemas con los objetivos de negocio.

Para Implementar ITSM la sugerencia es poner en práctica las mejores prácticas mundiales probadas en la entrega de servicios TIC, las cuales están documentadas en la meotodología ITIL (Information Technology Infraestructure Library), de manera que la estrategia ITSM se logra aplicando mejores practicas recomendadas por ITIL.

La transformación digital implica una alta frecuencia de pases a producción o releases que son soportados por Devops, pero eso supone a la vez una alta cantidad de releases operando en producción. Si no tenemos una adecuado manejo de incidentes y problemas -según ITIL- no podríamos atender eficientemente al cliente digital, que de por sí es mucho más exigente y podría irse con la competencia. ITSM también requiere la automatización de su proceso a través de uso de un software aplicativo.

Leer más
TecnologíaTransformación Digital

WTF! Cómo?!! Robots!?? Hacía la automatización de los procesos de negocio… y la era del desempleo digital, por Rotkyvairam Gonzales

Giant robot holding a businessman with a telescope, helping him to look further ahead, EPS 8 vector illustration

WTF?… es decir… What’s the future?

En esta oportunidad quiero compartir breves reflexiones sobre algunas tecnologías que hacen factible la “Automatización de Procesos de Negocio” y el posible impacto positivo y negativo que ellas conllevan… como el desempleo digital.

¿La automatización de los procesos de negocio y la era del desempleo digital?

Hace algunos años atrás, investigadores y científicos crearon diversas tecnologías que hoy permiten hacer mas eficiente el trabajo en las diferentes líneas de producción industrial, logrando así un significativo avance en cuanto a rapidezcalidad y menores costos operativos para grandes volúmenes de producción. Lo cual implica que…

la mano de obra ahora es reemplazada por la tecnología…

Mencionemos un ejemplo sencillo… antes para construir un automóvil se necesitaban muchas personas en las diferentes etapas de producción. Ahora, una sola máquina puede construir un automóvil, con una mejor precisión, rapidez y calidad. Al final el costo-beneficio de adquirir una máquina, a lo largo del tiempo, siempre es positivo, pues reduce la cantidad de personas a cero, en todo el proceso, dejando a la empresa libre de responsabilidad de costos operativos por planillas y contratos. Un golazo para las empresas verdad? … pero donde quedan las personas que antes hacían este trabajo?

¿Solo es responsabilidad de la empresa, “automatizar” y no dar continuidad a sus empleados?

Ahora, además de los inventos y nuevas máquinas para automatizar la producción industrial, gracias a los avances en el campo de las Ciencias de la Computación, también se han creado aplicaciones de software RPA (Robotic Process Automation) con el objetivo de automatizar los procesos que tienen actividades repetitivas y que son ejecutadas por personas utilizando computadoras.

Wait! No entiendo bien… ¿Qué es un RPA?

RPA es una aplicación de SOFTWARE (Como si fuera un trabajador virtual) que permite interactuar con sistemas y procesar transacciones de la misma manera que lo haría un trabajador humano. Los trabajadores virtuales (robots) imitan las pulsaciones de teclas, los clics y muchas otras actividades repetitivas sin requerir asistencia humana.

Además de los RPA, también se han creado aplicaciones de software que son capaces de escuchar la voz humana, interpretarla y en función a ello realizar algunas acciones automáticas, tal cual lo estuviese haciendo un ser humano, pero sin cansarse, ni desmotivarse, las 24 horas al día y a un menor costo operativo. Eso es un BOT Conversacional por Voz.

Vamos a explicarlo con un ejemplo: Imaginemos un caso de Call Center de Reclamos, donde:

En un caso Tradicional:

1) el cliente llama desde su teléfono a realizar un reclamo. 2)el cliente selecciona la opción que lo contactará con el Agente de Reclamos. 3) una vez con el Agente de Reclamos, el cliente comenta su reclamo, 4) el Agente de Reclamos interactúa y categoriza y sub-categoriza el tipo de reclamo, 5) el Agente de Reclamos de ser posible agota las posibilidades para resolver el reclamo, en caso contrario el proceso continúa, 6) el Agente de Reclamos registra en el sistema la información y finalmente 7) el Agente de Reclamo le indica al cliente el número de reclamo generado por el sistema.

En este proceso macro, hay 3 puntos (4, 6 y 7) donde el Agente de Reclamos interactúa con un sistema, verdad? y hay 2 puntos (3 y 5) donde el Agente de Reclamos conversa con el cliente.

Ahora veamos como sería el proceso si lo implementamos con RPA y un BOT Conversacional, hagamos un esfuerzo e imaginemos:

Un caso automatizado:

1) el cliente llama desde su teléfono a realizar un reclamo. 2)el cliente selecciona la opción que lo contactará con el Agente Virtual de Reclamos (BOT conversacional). 3) una vez con el Agente Virtual de Reclamos, el cliente comenta su reclamo y el BOT interpreta la voz y categoriza/sub-categoriza el tipo de reclamo, según la categorización y probabilidad exitosa de resolver el reclamo (Aplicando inteligencia artificial) lo deriva al Área de Reclamos, en caso contrario continúa el proceso, 4) luego a través de RPA registra toda la información en el sistema y genera automáticamente un número de reclamo, finalmente 5) el BOT conversacional indica el número de reclamo al cliente.

Si nos damos cuenta, hemos utilizado 2 tipos de tecnologías para poder optimizar y automatizar el proceso… estas son 1) un BOT conversacional, que permite interactuar por voz con una persona y 2) un RPA, que registra la información en los sistemas respectivos, Además de ello hemos reducido el proceso de 7 pasos a solo 5.

Amazing! verdad?

Vayamos mas allá… imaginemos que de manera tradicional una empresa contrata un servicio de Call Center de veinte personas aprox. Ahora utilizando RPA y BOT Conversacional, solo necesitaríamos una sola persona que pueda gestionar estas nuevas tecnologías.

Reflexión final:

Es cierto que las tecnologías ahora permiten automatizar muchas actividades repetitivas realizadas por seres humanos, de manera más rápida, con precisión y calidad, sin embargo la gran interrogante que nos queda por responder es ¿Y las personas que realizan o estaban realizando este trabajo que harán en el futuro?

El éxito de la transformación digital depende de la adecuada convivencia entre la tecnología y las personas

Es por ello que cuando hablamos de Transformación Digital, no solo nos referimos a tecnología, sino también que es sumamente importante considerar e incluir a las personas en el proceso de transformación, pues hay que tener en cuenta que transformar a la sociedad hacía lo digital, es necesario pasar por un camino estrecho llamado “Cultura Digital”. Si esto no es considerado, el pronostico revelado es un fracaso asegurado.

¿Para pensarlo verdad? En un próximo artículo hablaremos sobre “Cultura Digital”…

Artículo en Linkedin

Perfil de Rotkyvairam Gonzales

Leer más
NoticiasTecnologíaTransformación Digital

#PerúDigital, el reto del Presidente Vizcarra*

Gobierno digital

El cambio en la presidencia es un nuevo empezar. Una posibilidad de retomar caminos que se dejaron de lado o que no se transitaron adecuadamente. A diferencia de su antecesor, el presidente Vizcarra ha encontrado la existencia de la Política 35 del Acuerdo Nacional, sobre Sociedad de la Información, o también denominada Política #PerúDigital. 

Este instrumento da el marco político para la utilización de la tecnología como instrumento de desarrollo humano, de mejora de la economía y de mejora de la competitividad del país.

El gobierno de PPK dejó tres instrumentos que deben ser la base de la agenda digital del presidente Vizcarra. En primer lugar dio el DS 029-2018-PCM que aprobó el Reglamento que regula las políticas nacionales,  es decir que las políticas de Estado son el norte para la construcción de políticas nacionales, es decir la Política 35 se vuelve no solo vinculante, sino que es la base de las políticas. En segundo lugar se dio el DS 033-2018-PCM que crea la Plataforma Digital Única del Estado peruano, potenciando el portal www.gob.pe, creado e implementado por la unidad de innovación de la PCM. Y finalmente el tercer instrumento fue la creación de la Autoridad de Reconstrucción, porque demostró que se pueden crear entidades altamente especializadas, abriendo el espacio para la creación de la Agencia de Sociedad de la Información, que durante años se había indicado que no fuera posible.

Es decir el presidente Vizcarra tiene una gran oportunidad de crear la Agencia de Sociedad de la Información del Perú, implementar políticas nacionales digitales basadas en la Política 35; pero sobre todo construir instrumentos para luchar por la transparencia, que ha establecido como norte de su gobierno. La transparencia requiere de instrumentos de acceso a la información pública por un lado pero del otro de la creación de instrumentos de seguimiento de información y de accountability; desde portales de compras públicas que permitan la trazabilidad de compras, hasta mecanismos digitales de rendiciones de cuenta por parte de las autoridades. Es decir la tecnología no es solamente un tema de «modernidad» o de «implementación de equipos» sino que se trata de desarrollo de capacidades en todos los ciudadanos, de generación de contenidos y de transparencia y lucha contra la corrupción.

El reto digital es grande, guiados en su implementación por cuatro premisas: un Internet libre, un Internet abierto, un Internet neutro y un Internet para todos.

*Publicado originalmente en La República (25/03/2018)

Leer más