close

Se llama Frank Edwin Campos Alarcón y a sus 17 años ha logrado ocupar de dos de las universidades más prestigiosas del país: la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Este joven talento probó sus capacidades en febrero en el competitivo examen de admisión de la UNI —el cual consisten en tres pruebas— y lo logró obteniendo el primer lugar en el cómputo general; sin embargo, su sueño era estudiar Ingeniería Biomédica y, lamentablemente, la UNI no le brindaba esa opción.

Fue así que el pasado 12 de noviembre se presentó en el examen de admisión de la PUCP y la historia vivida en la UNI se repitió: Frank obtuvo el puntaje más alto del computo general (828.8 puntos), pero en esta ocasión había ingresado a a la especialidad de Ingeniería Biomédica, la carrera de sus sueños.

En busca de apoyo

La felicidad de este estudiante apurimense se ha visto empañada por una preocupación económica: ¿cómo cubrir lo costos de una universidad tan prestigiosa?.

Con el objetivo de no abandonar sus metas, Frank y su familia se encuentran en busca de una beca que le permita llevar a cabo sus planes de formarse como un ingeniero biomédico de la PUCP.

Tags : Frank Campos Alarcóningeniería biomédicaPerúPontificia Universidad Católica del PerúPUCPSaco OliverosUNIUniversida Nacional de Ingeniería
Mayra León

El Autor Mayra León

Politóloga. Periodista de investigación. Admiradora del gran potencial del Perú, pero no de los peruanos aprovechados. Especialista en Netfilx. Hablo y opino sobre música y cine aunque nadie lo requiera.

Deja una repuesta

%d bloggers like this: