close
1139257

Los tetrápodos eran unos animales que existieron hace más de 370 millones de años y realizaron la transición evolutiva del agua a la tierra, convirtiéndose en el antepasado de muchas especies. Pero todo parece indicar que no dejaron su hábitat acuático completamente. Expertos de la Universidad de Uppsala (Suecia) analizaron detalladamente los fósiles de un tetrápodo en excelente estado que se hallaron en Rusia.

Estos nuevos restos, llamados Parmastega Aeliade, tienen unos 372 millones de años y son más jóvenes. En su investigación, vieron que los huesos se encontraban en perfecto estado al disolver la cal con ácido acético. La estructura ósea, desde la cabeza hasta los hombros, se podía juntar hasta lograr una reconstrucción del tetrápodo en tres dimensiones.

Los investigadores afirman que el Parmastega se parece un poco a un cocodrilo, pero sus ojos sobresalen en la parte superior de la cabeza, la curva del hocico y la parte baja de la mandíbula. Además de contar con órganos sensoriales para detectar las vibraciones del agua, el fósil encontrado revela que el hombro estaba compuesto parcialmente por un cartílago más blando que el hueso.

Los estudios revelan que los primeros tetrápodos pudieron no haber abandonado el agua en su totalidad, cabe la posibilidad de que se asomaban a la orilla para luego volver a las profundidades. Otros géneros de esta especie son los llamados Ichthyostega y Acanthostega, los cuales son conocidos por tener esqueletos completos.

Evolución del tetrápodo
Tags : aguaexpertosfósilinvestigadoresparmastegatetrápodoTierraUppsala
Redacción

El Autor Redacción

Deja una repuesta

%d bloggers like this: